La refrigeración evaporativa y la Smart City: hacia edificios de energía casi nula

El consumo eléctrico de las grandes y medianas empresas representa buena parte de la demanda de energía eléctrica. Em 2016, a causa de las olas de calor registradas en junio, dicho consumo aumentó un 1,5%, según los datos del Índice Red Eléctrica (IRE). En solo un año, el consumo eléctrico de estas empresas ha aumentado un 2,2%.

Las cinco actividades con mayor consumo son la metalurgia, la industria química, la fabricación de productos  minerales no metálicos, la industria de la alimentación y la del papel. En todos estos sectores el frío interviene en los procesos de fabricación y la producción de este frío requiere, a su vez, de energía eléctrica.

En un momento en que la eficiencia energética es una necesidad económica, además de legal en aras de los cumplimientos de los acuerdos internacionales de reducción de emisiones de CO2, los datos de consumo son preocupantes y permiten reivindicar la tecnología de la refrigeración evaporativa como un factor de ahorro, especialmente si se compara con alternativas como la refrigeración por aire.

El enfriamiento evaporativo es un proceso natural que utiliza el agua como refrigerante y que se aplica para la transmisión a la atmósfera del calor excedente de diferentes procesos y máquinas térmicas. Esta tecnología, utilizada en las instalaciones frigoríficas y de aire acondicionado con condensación por agua, contribuye a la reducción del efecto invernadero al limitar las emisiones de CO2 indirectas gracias al ahorro de energía eléctrica consumida y directas debidas al menor riesgo de fugas de gases refrigerantes al trabajar las instalaciones con presiones relativamente más reducidas

La reducción del consumo energético y de las fugas de gas se consigue por la eficiencia del proceso y el alto rendimiento energético que ofrece.

La posibilidad de conseguir temperaturas de enfriamiento de agua en nuestra zona climática de hasta +25ºC o inferiores, permite el empleo de intercambiadores de calor intermedios, lo que significa que el fluido procesado puede enfriarse en circuito cerrado hasta 30ºC o menos. En comparación, con los equipos de enfriamiento de agua enfriados por aire, que dependen de la temperatura ambiente de bulbo seco, las temperaturas mínimas que pueden lograrse son muy superiores y pueden llegar hasta los 50ºC.

Anuncios

Acerca de Enfriamiento evaporativo por Aefyt

Blog dedicado a la actualidad generada en torno al sistema de enfriamiento evaporativo y los equipos que utilizan este principio en su funcionamiento: torres de refrigeración y equipos de condensación por agua.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La refrigeración evaporativa y la Smart City: hacia edificios de energía casi nula

  1. Miguel dijo:

    Buenos dias a todos,
    Es necesario dar a conocer los beneficios de las torres y conedensadores y creo que blogs como este son platafomas idópneas. Estos equipos ahorran energía, tienen unos costes económicos más que razonables y son seguros.
    Miguel

  2. Pingback: Disponible el periódico de AEFYT | Enfriamiento evaporativo por AEFYT

  3. Rubén dijo:

    Estoy de acuerdo. Son equipos completos, seguros y muy eficientes energéticamente hablando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s